Este sitio web utiliza 'cookies' para mejorar su experiencia de navegación. Si sigue navegando entendemos que las acepta.

Aceptar Más Información

ZZZZZZZEnciende. Enseñanza de las ciencias en la didáctica escolar.

pdf pdf pdf

ENCUENTROS. Así se viven

En esta sección os iremos informando de cómo han ido los encuentros ya realizados en los colegios gracias al contacto establecido a través de la Plataforma ENCIENDE.


Además de publicar las experiencias narradas por sus protagonistas, sea un científico, un divulgador o un maestro, y de contaros cómo fue, queremos que os animéis a participar. 




Charla sobre evolución humana en el IES Carpetania de Yepes

Por Paloma Sepúlveda y Andrés Armendáriz

El pasado día 16 de mayo se produjo un encuentro por medio de la plataforma Enciende, entre el IES Carpetania de Yepes (Toledo) y Andrés Armendáriz

Este consistió en la conferencia-exposición organizada por Andrés titulada: "Evolución humana. ¿Qué nos dicen los fósiles? Andrés es licenciado en Ciencias Geológicas en la especialidad de Paleontología, antiguo alumno de Juan Luis Arsuaga (codirector de los yacimientos de Atapuerca) y gran apasionado de la evolución humana. La charla estaba destinada a alumnos de 4º de ESO y 1º de bachillerato.

La interlocutora y coordinadora del evento por parte del IES Carpetania, fue Paloma Sepúlveda, profesora de Ciencias Naturales del citado Instituto, quien se interesó por la oferta de Andrés expuesta en la plataforma. Tras un cruce de correos y alguna llamada telefónica, para confirmar fechas, y disponibilidad, se produjo el encuentro.

Unas semanas antes de la exposición, Andrés envío un documento que recogía un vocabulario de terminología utilizada en su exposición; el documento contaba con diferentes referencias bibliográficas: libros de divulgación, libros de texto, revistas, artículos y novelas sobre la disciplina a exponer. Los alumnos trabajaron con los profesores de Ciencias, estos documentos, unos días antes de la exposición.

Fig. 1: Andrés durante la charla

La charla, realizada mediante presentación en power point, aportó el siguiente contenido:

  • Sistemática del Homo sapiens
  • Caracteres del orden Primates
  • Caracteres de la tribu Homíninos
  • Bipedismo (Modificaciones anatómicas)
  • Caracteres craneofaciales del Homo sapiens
  • Descripción, análisis y estrategias adaptativas de los siguientes homíninos:
    • Primeros homíninos (Sahelanthrorpus tchadensis)
    • Género Ardipithecus
    • Género Australopithecus (se incluyó Kenyanthropus)
    • Género Paranthropus
    • Género Homo
  • Ventajas de fabricar y utilizar herramientas
  • Vídeo de tecnología modo 1: Olduvayense
  • Vídeo de tecnología modo 2: Achelense
  • Filogenia de homíninos
  • Homo antecesor: una nueva especie bautizada en España

Fig. 2: Diapositiva de la presentación

La temática, amplia y multidisciplinar fue aborda de manera simplificada y ordenada, destacando los siguientes aspectos didácticos:

  • Comienzo con la sistemática de nuestra especie (contextualización biológica)
  • Descripción básica de nuestro esqueleto craneal, para posteriores comparativas, en resto de homíninos (contrastación de caracteres primitivos y derivados)
  • Interpretación evolutiva y ecológica de los caracteres (visión directa en réplicas)
  • Tratamiento taxonómico a nivel de géneros (simplificación de caracteres y terminología)
  • Correlación entre evolución biológica y tecnología (visión directa en réplicas de cráneos e industrias líticas)
  • Filogenia simplificada a nivel de géneros (mejor comprensión, menores pasos evolutivos)
  • Fósiles de Atapuerca (interés por proximidad geográfica y social)
  • Anécdotas y controversias científicas: "El apodo: Lucy”, "huellas de Laetoli”, "dificultades en el parto humano”, "descubrimiento del H. antecesor”, "el apodo: Miguelón”, "Canibalismo”, etc.

Fig. 3. Andrés con una de las réplicas durante la charla

La charla, contaba como principal atractivo la presencia de 15 réplicas de cráneos de homíninos (uno por especie). De los 7 géneros catalogados, se expusieron 6 de ellos, y que fueron:

  • Género Sahelanthropus: S. tchadensis
  • Género Arditpithecus: A. ramidus
  • Género Australopithecus: A. afarensis, A. africanus y A. sediba
  • Género Kenyanthropus: K. platyops
  • Género Paranthropus: P. aethiophicus y P. boisei
  • Género Homo: H. habilis, H. ergaster, H. georgicus, H.antecessor, H. heidelbergensis, H. neanderthalensis y H. sapiens.

Como complemento a la evolución biológica, se expuso y trató la evolución tecnológica, mediante varias réplicas que representaban cada una de estas industrias paleolíticas: Modo 1: Olduvayense, Modo 2: Achelense, Modo 3: Musteriense y Modo 4 (Auriñaciense, Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense).

Fig. 4: Parte de la exposición

Para el montaje y preparación de la exposición, algunos alumnos colaboraron directamente en el mismo, preparando la cartelería, los soportes y algunas réplicas. Fue una buena ocasión para ir familiarizándose con las especies y las tallas expuestas. Esta actividad les produjo gran motivación, al tener por primera vez el contacto directo con las réplicas. Asimismo, fueron consultados por Andrés sobre la disposición ideal de las mismas (mejor visión, amplitud, etc.).

Fig. 5: Alumnos participando en el montaje

Fig. 6: Alumnos, docentes y Andrés participando en el montaje

Andrés dejó para el final el "plato fuerte”: la réplica del cráneo encontrado y bautizado como nueva especie en Atapuerca, se trataba del holotipo del H. antecesor. Andrés describió la emoción de su hallazgo y la polémica de su bautismo. También leyó algunas de las apomorfías propias del mismo que justifican la creación de una nueva especie, así como el artículo de su publicación, algún año después de su hallazgo; de esa manera los alumnos conocieron el lento pero seguro, avance científico. Los alumnos mostraron su sorpresa, al saber que sus restos tienen marcas de cortes que se interpretan como prácticas de canibalismo.

Fig. 7: Réplica expuesta del H. antecesor

En cuanto a la participación por parte de los alumnos durante la charla, la mayoría de las preguntas versaron sobre las réplicas expuestas, Andrés constató que estas son las mismas en otros centros de enseñanza: ¿Son originales? ¿A qué se deben los colores oscuros del cráneo? ¿Cómo conseguían ese grado de detalle en las piedras talladas? E incluso ¿Cuánto cuestan? Otras cuestiones, fueron más propias de la temática explicada: ¿Diferencias entre homínino y homínido? ¿Por qué tienen cresta sagital los Paranthropus? Y por parte de los docentes también surgieron algunas preguntas, una de ellas fue, el conocer la filogenia exacta del Homo antecesor.

Una vez finalizada la charla, los alumnos guiados por los profesores vieron de primera mano las réplicas expuestas. Tanto los docentes como Andrés resolvieron otras dudas que surgieron durante esos momentos.

La colaboración en el montaje y desmontaje de la exposición, tanto por parte de los alumnos como de los profesores, fue muy agradecida por Andrés, ya que la propia logística (embalajes, cartelería, soportes, etc.) consume bastante tiempo y dedicación.

Fig. 8: Al finalizar la charla

Fig. 9: Al finalizar la charla






Charla sobre Inmunología en el IES Alpajés de Aranjuez

Por Jesús Sánchez

El evento comenzó días antes de la charla, con la exhibición de 6 pósters que aclaran algunos conceptos esenciales de inmunología. Los pósters hablaban de conceptos muy básicos, como los niveles de defensa de nuestro cuerpo, las defensas físicas, el sistema inmune innato y el adaptativo, la tolerancia inmunológica. A pesar de la complejidad de los temas, los pósters son ricos en diagramas muy claros e ilustraciones, lo que facilita la comprensión. Además, los chicos habían preparado para la asignatura sus propios pósters que se centraban en algún tema específico del Sistema Inmune (algunos francamente complicados y sin embargo resumidos con claridad). De esta manera esperábamos crear lo que Javier Medina denominaba un "ambiente inmunológico", una inmersión de los alumnos en el tema antes de la charla en sí.

La conferencia se inició con una presentación del evento por parte de Javier (a quien vemos en la foto), tras lo cual, y ante la atenta mirada de los alumnos que aguardaban bolígrafo en mano para tomar apuntes vorazmente, comenzó la charla. De hecho solo dejaron de tomar apuntes un instante en el que apareció un cerdo ninja infligiendo una herida al protagonista. Sin embargo fueron un excelente y atento público durante toda la charla, desde la introducción de los diferentes tipos celulares hasta la explicación de cómo los tumores pueden eludir al sistema inmunológico.

Finalmente abrimos un turno de preguntas, en el que se respondieron tanto preguntas acerca de la charla en sí como sobre la profesión del científico.

Estas fueron algunas de las valoraciones de los alumnos en una encuesta que les pasé al final de la charla:



En resumen fue una experiencia enriquecedora, tanto para mí como ponente como, quiero pensar, para ellos.





Taller de pensamiento crítico en La Orotava (Tenerife) y el Colegio Americano de Bilbao

Por Helena Matute

Recientemente hemos realizado dos talleres de pensamiento crítico desde el Laboratorio de Psicología Experimental de la Universidad de Deusto (Bilbao), en dos centros de enseñanza secundaria: el Instituto de Enseñanza Secundaria La Orotava, en Tenerife y el American School of Bilbao. En ambos casos la modalidad empleada ha sido semipresencial: mitad en internet, mitad presencial. La parte online la realizamos desde la universidad, la parte presencial la realizaron los profesores en los centros.

En las dos ocasiones se pusieron en contacto con nosotros los profesores a través de la Plataforma ENCIENDE. Por parte del Colegio Americano de Bilbao nos contactó Iñigo Ongay. Por parte del IES de Tenerife nos contactó Rayco Expósito, miembros de Enciende. Ambos conocían bien el problema de los sesgos cognitivos y los errores mentales, y habían leído varias de nuestras investigaciones sobre ilusiones de causa-efecto y sobre cómo reducir el impacto de estas ilusiones en los adolescentes fomentando el pensamiento crítico (algunos artículos sobre estas investigaciones pueden consultarse en los enlaces que proporciono abajo). Fue un placer charlar con ellos y decidir juntos cómo configurar el taller.

Nos comentaron además que se sentían cómodos con la idea de proporcionar ellos mismos el taller a sus alumnos si nosotros les proporcionábamos el material. Nos pareció preferible hacerlo de esta manera, pues al fin y al cabo son ellos quienes mejor conocen a sus propios alumnos y quienes mejor pueden adaptar nuestros materiales y recomendaciones a los conocimientos y experiencia de los estudiantes.
Por tanto, decidimos con ellos hacer el taller de forma semipresencial: La primera mitad en internet, de la que nos ocupamos nosotros, la segunda mitad presencial, de la que se ocuparon Rayco e Iñigo.

Lo que les proporcionamos fue lo siguiente:

  • a) un software que realizamos a medida y que se ejecuta vía internet,
  • b) unas instrucciones sobre cómo aplicarlo, y
  • c) una breve explicación escrita que podían utilizar después, junto con los trabajos que ellos ya habían leído y los diversos aspectos sobre los que habíamos estado conversando (en persona con Iñigo, por teléfono con Rayco), para proporcionar ellos mismo la explicación pertinente a alumnos.

  • La primera parte del taller consistió en un sencillo juego online que utilizamos para demostrar a los alumnos lo fácil que es caer en la ilusión de causa-efecto, lo fácil que es que algo nos dé la sensación de que está funcionando aunque sea por pura casualidad, y lo difícil que es diferenciar una verdadera relación de causa-efecto de otra que es solo aparente. En otras palabras, con esta tarea que realizan en Internet mostramos a los alumnos lo fácil que resulta engañarles y lo rápido que ellos extraen conclusiones equivocadas sobre causalidad. La idea es que este software les proporcione sobre todo la motivación para querer aprender por qué se producen ese tipo de errores cognitivos y qué hacer para evitarlos o al menos reducirlos. En otras palabras, esperamos que el ser conscientes de sus propios errores les haga estar más receptivos a la explicación que a continuación les dará su profesor sobre los sesgos cognitivos y cómo evitarlos. En última instancia esperamos que sientan la necesidad de emplear el método científico cuando quieran saber si hay una verdadera relación de causa-efecto entre dos eventos (por ejemplo, entre un medicamento y una mejoría), en vez de dejarse llevar por sus propias impresiones y percepciones subjetivas sobre si algo funciona o no funciona.
     
    A partir de aquí, la explicación la proporcionaron los profesores. Una vez que los alumnos finalizaron la tarea a través de Internet, el profesor les explicó en qué había consistido, qué ilusiones habían desarrollado la mayoría de ellos, y qué podrían hacer para evitar este tipo de engaños de su propia mente en el futuro. Por lo que nos han contado, los alumnos salieron contentos y aprendieron a ser más críticos y a defenderse mejor de muchos engaños publicitarios y de sus propios errores cognitivos.Al final de este artículo nos explican cómo les fue.

    Investigación

    Estos talleres forman parte de nuestro programa de investigación.

    Uno de los aspectos que nos interesa especialmente es registrar cuál es el nivel con el que la población española en educación primaria y secundaria tiende a desarrollar ilusiones de causa-efecto en situaciones sencillas en que la causalidad es solo aparente. Así, y tras solicitar el pertinente permiso de los padres para poder recoger de forma anónima las respuestas de los estudiantes en el juego que ejecutan vía Internet, hemos podido comprobar en estos dos talleres, por ejemplo, que el grado de ilusión causal desarrollado a esa edad ha sido idéntico en Bilbao y en Tenerife. Esto es un dato importante si tenemos además en consideración que no solo se trata de centros muy alejados geográficamente sino que ademásuno es público y el otro privado. Esta comparación sienta las bases para un posible estudio futuro en el que, es de suponer, si se impulsara un programa específico de fomento del pensamiento crítico en un colegio o en una comunidad autónoma determinada, podríamos conocer su eficacia al poder compararlo con esta línea de base que estamos recogiendo en el momento actual en lugares tan diferentes de nuestra geografía, y que a pesar de la distancia resultan tan similares debido a que los procesos que estamos trabajando son aspectos tan generales del funcionamiento de la mente humana.

    Por nuestra parte solo cabe añadir que ha sido una experiencia muy enriquecedora poder colaborar con Rayco y con Iñigo y con todos sus alumnos en este proyecto y que esperamos que ellos hayan disfrutado como nosotros con esta experiencia.



    El Taller de pensamiento crítico contado por Rayco Expósito

    A través de la plataforma ENCIENDE conocimos el excelente trabajo llevado a cabo por Helena Matute y su equipo de investigación y nos animamos a participar en este programa con nuestros 60 alumnos de 2º ESO del centro. En este nivel hemos ido transmitiendo al alumnado algunas nociones relativas al método científico y a la forma en la que deben trabajar los científicos, de forma honesta, colaborativa y sobretodo abierta a la evaluación externa. Todo ello de forma transversal al conjunto de temas del currículo. Igualmente, en el tema referido a "la relación en los seres vivos”, se mostraron múltiples ejemplos de sesgos cognitivos y cuáles habían sido las causas y los beneficios que como especie nos han ido proporcionando esos "engaños del cerebro”.
    En este contexto, pudimos conectar los resultados del taller con situaciones reales del día a día de los alumnos, como por ejemplo las dudas sobre si un producto farmacéutico (o dispositivo de cualquier tipo) podría ser efectivo para curar una determinada dolencia o, por otro lado, si el uso de una determinada tecnología podría ser la causa de una determinada enfermedad.
     
    En el primer caso se introdujo el concepto de "grupo control” como factor indispensable para evitar que unos resultados aparentemente positivos generen conclusiones falsas.
    De esta manera comprendieron una estrategia clara: a un grupo se le debería suministrar un producto y a otro no; si los resultados son iguales no se podría asegurar que el éxito se deba al producto testado.
     
    En el segundo caso, nos centramos en comentar qué son las muestras representativas y cómo contrastar información a través de datos estadísticos. Muestras muy pequeñas o poco representativas y datos de incidencias que correspondan con las mismas cifras de todo el territorio nacional tampoco nos sirven para llevar a cabo conclusiones firmes.
     
    El taller les vino a demostrar que todos tenemos sesgos a la hora de evaluar cualquier tecnología, pero que a su vez podemos educar nuestro pensamiento crítico mediante técnicas y herramientas sencillas.



    El Taller de pensamiento crítico contado por Iñigo Ongay

    En nuestro caso, solicitamos a través de la plataforma ENCIENDE un taller sobre la generación de ilusiones de causalidad y de control en la vida cotidiana, así como también acerca de las posibles estrategias para barrenar este tipo de ilusiones cognitivasya que, sin perjuicio de las ventajas evolutivas que nos confiere nuestra preferencia cognitiva por la causalidad (seleccionadas por razón de la conveniencia, obvia desde el punto de vista de la selección natural, para establecer vínculos de causa a efecto en la vida real), esta misma puede ser fácilmente "hackeada" por pseudorrelaciones de causalidad que están en la base de la conducta supersticiosa, las falsas ciencias, etc.

    Concretamente, los alumnos fueron sometidos a un pequeño juego online en el que tenían que decidir sobre la efectividad de dos medicamentos ficticios ante un supuesto síndrome, igualmente ficticio.

    Previamente los alumnos habían tenido que leer una historieta sobre un estudiante hiperreflexivo que en el último examen de carrera medita mucho las respuestas y logra, gracias a su buen rendimiento académico, acceder a una beca. Se trataba de corroborar hasta qué punto esta lectura tenía una incidencia sobre el grado en que mis estudiantes tendían, o no, a confundir el azar, o las remisiones espontáneas de los pacientes del juego online, con las relaciones de causalidad.

    Tras el taller mantuve una conversación con mis estudiantes en la que discutimos todos estos aspectos, relacionándolos además con temáticas tales como la crítica de D. Hume a la noción de causalidad, el condicionamiento clásico, el condicionamiento operante y los estudios de F. B. Skinner sobre las palomas supersticiosas, Martina, la "oca supersticiosa" de Lorenz y la diferencia entre ilusiones perceptivas y cognitivas.




    Los estados de la materia en el CEIP Méjico

    Por Paloma Fernández

    El tema que tratamos durante la actividad realizada en el CEIP Méjico de Madrid fue Los estados de la materia. Los alumnos se dividieron en tres grupos de acuerdo con su edad. El primer grupo estuvo formado por los niños de escuela infantil (de 3 a 6 años), el segundo los tres primeros cursos de enseñanza primaria (de 6 a 9 años) y el tercero, los tres últimos cursos de enseñanza primaria (de 9 a 12 años).

    El tema central fue en todos los grupos el mismo, sin embargo, las actividades y el planteamiento del tema se fue adaptando a la edad de cada grupo. A los más pequeños simplemente se les mostró cómo cualquier cosa está hecha de átomos y cómo la forma en que se disponen esos átomos determina el estado de la materia: sólido, líquido o gaseosos. Para ello además de plantearles la siguiente pregunta:

    La materia, sea cuál sea, se presenta en uno de los siguientes estados: sólido, líquido y gaseoso. ¿Sabes la diferencia entre cada uno de ellos? Te doy una pista. Un ladrillo, una chapa de acero o un trozo de madera son sólidos; la leche que pones en los cereales, el agua de la piscina o el zumo de la merienda son líquidos; el aire que respiramos o el humo que se escapa de la sopa caliente son gases.

    Se les mostró una parte del material contenido en el siguiente enlace: Estados de la materia, avanzando en aspectos de mayor complejidad del recurso a medida que la edad de los alumnos lo permitía.

    Como íbamos a hablar de átomos, sobre todo con los más pequeños, necesitábamos mostrar de manera muy sencilla lo que es un átomo, para ello hicimos una serie de comparaciones entre el tamaño de objetos cotidianos y las dimensiones de los átomos. Así por ejemplo, después de decirles que el diámetro medio de un átomo es de 0,000000001 m, es decir una millonésima parte de 1 mm, les enseñamos que eso equivale a decir:



    O que el gas del interior de una pelota tiene unos 100 trillones de átomos (100 000 000 000 000 000 000); o que un grano de arena tiene tantos átomos, que si el átomo tuviera el tamaño de una cabeza de alfiler, el grano de arena mediría 2 km.

    Finalmente les mostramos este vídeo en:


    Para seguir avanzando en los diferentes estados de la materia y en cómo se puede pasar de unos a otros, avanzamos un poco más en el recurso anterior ( Estados de la materia) y complementamos con un experimento muy sencillo para mostrar cómo se forman las nubes, en el que se utiliza agua en los tres posibles estados.

    Para realizar este experimento se necesita:

    • Una caja de cartón grande con tapa (como las de paquetes de folios)

    • Un recipiente hondo que quepa en la caja

    • Un soporte más alto que el recipiente

    • Tijeras

    • Cubitos de hielo

    • Un trozo de cartón de unos 15 cm de largo (para hacer una especie de embudo)

    • Film transparente y cinta adhesiva

    • Agua caliente

     

    El procedimiento a seguir es muy sencillo:

    • Realizar un corte de unos 10 cm de ancho en un lado de la tapa de la caja, tápalo con film y fíjalo con cinta adhesiva.

    • En un lateral de la caja hacemos una ventana y la tapamos también con film transparente.

    • Ponemos el recipiente dentro de la caja, al otro lado de la abertura de la tapa.

    • Colocamos el soporte al lado del recipiente (debajo de la abertura), y fijamos el cartón (que habremos forrado con film para que no se humedezca) de manera que quede inclinado sobre el recipiente.

    • Colocamos agua caliente en el recipiente y el hielo encima del film de la tapa, ¿qué crees que ocurre?


    También vimos diferentes cristales, por ejemplo cristales naturales de sal, piritas, y algunos vídeos sobre cristalizaciones de acetato de sodio "ultrarrápidas” como los que podéis encontrar en estos dos enlaces de Youtube:Fun with Sodium Acetate yHot ice (sodium acetate) beautiful science experiment.


    Y cambiando de tema, mostramos algunas ilusiones ópticas muy fáciles de hacer simplemente con agua. Necesitamos un vaso, agua y un cartón con una flecha pintada. Si pintamos la flecha apuntando hacia la derecha, cuando la miremos a través del vaso o la botella llena de agua, la flecha apuntará hacia la izquierda. Si no te lo crees…¡compruébalo!

    Esta y otras ilusiones ópticas muy fáciles de reproducir se pueden ver en el enlace 10 Amazing Illusions.


    Y aparte de la ciencia, la experiencia fue magnífica. Las caras de los niños, y de los profesores, que ante algunos de los experimentos eran los primeros sorprendidos, las ganas de participar, todos querían ser ayudantes, todos querían contestar. Un día para recordar, sin duda alguna.